Juntas nos inspiramos

¿Realmente somos tan diferentes? (estereotipos y sesgos de género)

2022-03-02 00:00:00

¿Has escuchado alguna vez que las mujeres somos frágiles, afectuosas, comprensivas, dependientes, emocionales, sensibles y que debemos preocuparnos del hogar y del cuidado de nuestra familia? o ¿has escuchado alguna vez que los hombres son proveedores, racionales, fuertes, independientes, extrovertidos, aventureros y que deben proteger a sus familias y trabajar para mantener el hogar?

 

Si es así, estás frente a lo que llamamos “estereotipos de género”, y queremos hablar sobre ellos en esta columna.

 

Primero te preguntarás ¿qué son los estereotipos de género? bueno, no son más que opiniones o prejuicios generalizados acerca de los atributos o características que hombres y mujeres poseemos o que debiésemos poseer, y de las funciones sociales que deberíamos desempeñar.

 

¿Por qué son nocivos los estereotipos de género?

 

Porque limitan nuestra capacidad como mujeres u hombres para desarrollar nuestras facultades personales, realizar una carrera profesional e incluso tomar decisiones acerca de nuestros proyectos vitales y de qué queremos para nuestras vidas. Los estereotipos además generan división por tratar a los sexos masculinos y femeninos como opuestos y no con características parecidas.

 

“¿Te imaginas no poder tomar tus propias decisiones personales y profesionales y tener que hacerlo sólo porque los estereotipos lo dicen?”

 

Como dato importante, te puedo contar que los estereotipos de género empiezan a afectar a las niñas y a los niños desde los 5-6 años y es cuando empiezan a ver los trabajos como trabajos de hombres o trabajos de mujeres. A esta edad muchas niñas y niños ya se están forjando la idea de que los hombres son ingenieros, científicos, matemáticos, cirujanos y las mujeres se dedican a criar, a alimentar y cuidar.

 

Lo que hacen los estereotipos es ayudarnos a construir prejuicios, y con esto los ultra famosos sesgos inconscientes que van a determinar el cómo actuamos en nuestro día a día y con los demás.

 

Uno de los sesgos más comunes es el “sesgo de género”, que se entiende como la creencia de que los hombres tienen mayores habilidades que las mujeres ¿habías escuchado esta idea? ¡¡Yo un millón de veces!!

 

Los sesgos de género por definición son inconscientes, se disparan de manera automática, y tienen mucho que ver con nuestra crianza, con los aspectos culturales de los países y con los roles tradicionales de hombres y mujeres, es decir, con los prejuicios y estereotipos que explicamos líneas atrás.

 

Y ahora te estarás preguntando ¿por qué pensamos así? porque nuestro cerebro no nace sexista, no nace diferenciando lo que le corresponde a un hombre vs lo que le corresponde a una mujer, por lo que hay algo que entre todos como sociedad hacemos para llegar a este punto y esto lo podemos ver mucho en nuestra educación formal y también en la educación que nos entregan en el hogar.

 

Sabiendo todo lo anterior, ¿crees que podamos hacer algo para eliminar estos estereotipos y sesgos de género? ¡¡¡Claro que sí!!!!, y lo compartiremos en nuestra próxima columna :)

 

 

¡Súmate, inscríbete aquí!

Otros tips y consejos que pueden interesarte