Período Cuerpo

El ciclo menstrual y la piel

2017-10-11 05:36:31

¿Notas tu piel diferente durante el transcurso de tu ciclo menstrual? Las mujeres solemos experimentar, regularmente, cambios recurrentes en la piel y es normal. Aprende más en esta nota.

Algunas mujeres reportan un incremento en manchas en la piel alrededor del tiempo de la ovulación y poco antes del inicio de la menstruación. Las hormonas sexuales son las causantes de esto. Sin embargo, es la hormona masculina (testosterona) la responsable del acné. La testosterona estimula el crecimiento y la producción de glándulas sebáceas y, con ello, un incremento en la producción de sebo. La testosterona es secretada tanto por hombres como por mujeres, aunque en cantidades mucho menores por las últimas.

No obstante, esto no necesariamente implica que quienes sufren de acné presenten niveles de testosterona más altos que el común de las personas. El problema estriba propiamente en las glándulas sebáceas en sí mismas, dada la gran sensibilidad que éstas muestran ante la hormona.

Comúnmente, un brote de granos revela fluctuaciones en la producción de hormonas. Las niñas y las mujeres sufren de esta molestia justo antes del inicio de su periodo debido a que los niveles de estrógeno caen antes de la menstruación. La testosterona, por otro lado, permanece relativamente estable y su influencia aumenta durante esta fase, teniendo como resultado un incremento en la producción de sebo y, junto con él, manchas y granos en la piel.

Remedios caseros para los granos

Si eres de las que sufren manchas en la piel y eres susceptible al acné causado por cambios hormonales relacionados con el ciclo, estos tips pueden ayudarte.

Exfoliación con bicarbonato de sodio 1 ó 2 veces a la semana

Una exfoliación con bicarbonato de sodio es una gran forma de remover células muertas. Evita los exfoliantes prefabricados de venta en farmacias, dado que normalmente no son básicos e sólo terminarán por irritar más tu piel. La siguiente fórmula es más barata y siempre se aplica en fresco: mezcla gel limpiador libre de jabón (muchos productos para piel sensible no contienen jabón) con una cucharada de bicarbonato de sodio y frótalo en tu cara, cuello y escote (de preferencia en la ducha).

Baño de vapor en la cara a base de manzanilla

Tu piel disfrutará, asimismo, un baño de vapor en la cara 1 ó 2 veces a la semana. Llena un tazón grande con agua caliente, añade manzanilla o extracto de caléndula y acerca con cuidado manteniendo tu cara encima del tazón. Con una toalla sobre tu cabeza, permite que el vapor trabaje sobre la piel de tu cara por alrededor de 10 minutos. Esto obliga a los puntos negros a salir, favoreciendo la circulación y la regeneración de la piel.

Otros tips y consejos que pueden interesarte